MI CARRITO INICIAR SESIÓN facebook Sin city twitter Sin city instagram Sin city youtube Sin city pinterest Sin city

Tu postura predilecta habla por ti

Tu postura predilecta habla por ti

Cuando nos encontramos desnudos con nuestra pareja, generalmente creemos que cualquier práctica sexual es una decisión bien incorporada y que no tiene que ver más que con la exploración vehemente por el placer. Pero la realidad es distinta: Cualquier predilección que guardemos en la sexualidad como la regularidad, el lugar, la interacción, no solo cumple a una inclinación que se agita únicamente en relación al deleite carnal, sino que va en conexión a miedos, fijaciones y traumas.

Hombre o mujer, este fenómeno es igual para ambos; si eres de los que piensan que nada evoluciona en la cama porque ya has logrado hallar la postura que mejor se acomoda contigo, hay algo que debes saber; No se trata de tener relaciones de alguna manera en especial, sólo porque tu cuerpo lo pide para calmar el agotamiento o verte en una dinámica inusual, también esto lo reclama tu cerebro y de ahí se ubica este espacio concretamente con el resto de programas que se instalan en tu cabeza.

Para que entiendas un poco mejor, consulta las siguientes posiciones (que son las más usadas entre las parejas) y compara lo que haces y lo que psicólogos y especialistas dicen sobre el tema: la práctica sexual expresa miedos, inseguridades, exigencias y necesidades.

Misionero

Si eres hombre: No tomas riesgos, eliges andar en una zona de confort y continuar las reglas antes que exponerte. Probablemente no sigues tus sueños de infancia, pero eso no dice nada malo, los riesgos no son para todos. Aparte, esto indica que eres proclive a la fidelidad, lo cual te ubica en la cúspide para una relación extensa. Esta postura también manifiesta que la seguridad con la que manejas tu intimidad, no requiere de extravagancias para atrapar a tu pareja.

Si eres mujer: Te agrada crear conexión con tu pareja y el sexo es algo que crees íntimo, plenamente mágico y especial. No le temes a la monogamia; incluso, es por lo que peleas todo el tiempo. Eres una chica a la que siempre le expresaron cómo debían hacerse las cosas y nunca las cuestionaste; lo cual no tiene nada de malo, pero podrías soltar tu cabello de vez en cuando.

Perrito

Hombre: La verdad es que te encantan las oportunidades, hay algo en el sometimiento que logra excitarte dentro y fuera de la cama. Esta posición habla de dos perspectivas: Sufriste rechazos cuando adolescente o tienes miedo de entrar en roce con tu lado más salvaje. En caso de ser la última, podría felicitarte, ya que las mujeres muchas veces buscan ese sometimiento en la intimidad.

Mujer: Vives de una fachada reservada, tranquila y sobretodo muy seria, pero cuando no tienes ropa encima y llega el momento de botar tus impulsos, eres la mujer más osada y segura que se conozca. En casa de enseñaron a solicitar las cosas que querías y cuando lo decidieras, o puede ser lo contrario que te hayan criado sin tener opinión alguna en muchas cosas y ahora el control lo confundes con la sumisión.

Vaquera

Hombre: Lo que tu cuerpo habla con esta postura es que odias los compromisos y todo esfuerzo que no tenga que ver contigo.

Mujer: Llegaste a la adultez con la firme ideología de luchar lo que quieres y de no solicitar permiso ni perdón por ello.

Cucharita

Hombre: Habla de una adolescencia poco estable. Tienes el autoestima muy bajito, pero te comprometes con quien te ama. Dada la proximidad y la ternura de esta figura, tu cuerpo indica lo importante que es tu pareja en tu vida. ¡Qué importa el pasado! Ahora sabes lo que eres capaz de dar y sólo te empeñas en lo que viene.

Mujer: Eres alguien de quien fiar. Contagias calidez humana y tu confianza hace que el resto, en especial tu pareja, sienta que nunca te irás de su lado. Los lazos afectivos son importantes para ti.

De pie

Hombre: No te gustan las cosas fáciles y te agrada tener la mira puesta en todo lo que ocurre a tu alrededor.  Eres hombre de actuar y muy perseverante.

Mujer: En casa te hablaron de no dejarte imponer por otros; luchas por demostrar de qué estás hecha y te agobia la gente que no puede igualar tu ritmo en lo que haces.


Copyright © 2015 SINCITY IR ARRIBA
IR ARRIBA Copyright © 2015 SINCITY
Todos los derechos reservados.

Si eres un usuario nuevo, por favor regístrate

Todos los campos son requeridos.


Ingreso de Usuarios registrados



Recupere su contraseña